• 01 (55) 5616 8552

Proyecto Educativo

Colaboramos en la educación de nuestro país para construir ambientes incluyentes y libres de violencia a través de la lectura en voz alta y las prácticas narrativas.

Partiendo de la idea de que múltiples piezas pueden unirse para formar una nueva figura, construimos comunidades en las que las y los involucrados se integran desde la inclusión y la  diversidad, para formar un sentido de comunidad y entablar nuevas relaciones entre personas y entre grupos.

Somos un grupo multidisciplinario de profesionales que diseña programas y proyectos que acompañan a las comunidades escolares para que éstas generen recursos propios que les permitan estrechar relaciones y desarrollar un pensamiento propio, crítico y creativo para moverse hacia sus objetivos comunes.

¿Qué hacemos?

Con más de 15 años de experiencia en programas de prevención de violencia y  proyectos de lectura y escritura, hemos vinculado estos ejes para diseñar espacios de expresión y auto reflexión en ambientes escolares. Lo anterior, para que las y los estudiantes desarrollen herramientas propias que les permitan acercarse al conocimiento y hacer uso de éste a partir de sus posicionamientos.

¿Cómo lo hacemos?

Los miembros de las comunidades escolares, a través de actividades narrativas,  lectura y escritura, desarrollan herramientas individuales y colectivas que permiten entablar relaciones más justas entre iguales, representando a todas las voces que conforman a la comunidad.

El programa Lectura en Espiral, que ha operado por más de 6 años en primarias públicas de 5 entidades federativas, capacita a madres, padres y personas de la comunidad, para que éstos lleven a cabo sesiones de lectura en voz alta semanales y generen conversaciones que partan del pensamiento incluyente y diverso.

Este acompañamiento incluye el diseño de actividades y provisión de material didáctico así como capacitaciones continuas.

La implementación del programa ha transformado la forma en la que la lectura es concebida, al posicionar a los libros y las prácticas lectoras como un espacio -temporal, físico y/o simbólico- mucho más hospitalario para todos. El libro y la lectura se vuelven un fuerte elemento que está presente en la cotidianidad.

Actualmente trabajamos en los Estados de Baja California, Puebla y Querétaro.

Haciendo una intersección entre las prácticas narrativas, la mediación y la lectura, hemos creado el programa Tangram, a través del cual participamos en escuelas secundarias de la Ciudad de México, llevando a cabo distintos talleres y actividades que permiten a las y los jóvenes identificar sus privilegios y las conductas de violencia que les rodean. Asimismo, este programa pone las condiciones para que los miembros de las comunidades escolares tengan recursos de solución de conflictos y construyan nuevas relaciones interpersonales a partir de la conciencia, el ejercicio responsable del poder y el compromiso social.